15 mitos absurdos sobre el vibrador

Muchas personas debido a su desconocimiento temen que al usar este magnifico y bien logrado artefacto les acarree consecuencias negativas.

Sin embargo, la mayoría de estas preocupaciones no tienen fundamento y debido a tantos mitos, he decidido  proveerles una resumida pero concisa información sobre este maravilloso invento.

Breve pero interesante historia

El vibrador fue inventado en la década de 1880 por Kellina Wilkinson con la finalidad de tratar lo que se denominó en ese entonces «congestión de los genitales» e «histeria femenina».

Esta condición era tratada mediante estimulación sexual inducida por este dispositivo y se clasificó como un instrumento terapéutico en las décadas de 1900 a 1920.

Antes del vibrador, los médicos trataban a las mujeres con estas «enfermedades» con estimulo manual pero el proceso resultaba agotador.

Sin embargo, con la aparición de máquinas sofisticadas en la revolución industrial, la innovación llego a todas las disciplinas y por supuesto a la salud sexual.

La invención del vibrador revoluciono los «tratamientos clásicos» obteniendo notorias mejorías para hacer alcanzar el orgasmo a las mujeres de forma mucho más eficiente.

En poco tiempo, ellas comenzaron a usar el vibrador para estimularse sexualmente por sí mismas y esta nueva costumbre empezó a establecerse rápidamente a nivel mundial.

Hamilton Beach fue la primera compañía en patentar el vibrador eléctrico y lo puso a disposición del público en en 1902.

Al poco tiempo ya no era raro ver anuncios de estos dispositivos en muchas revistas conocidas de ese entonces, que estaban pensadas para el público femenino, como Sears Roebuck & Co, Needlecraft y Modern Priscilla.

En la década de 1920, el vibrador empezó a aparecer en revistas pornográficas.

Ya llevaba años demostrando sus «beneficios para la salud» hasta que simplemente supero el tabú sexual  y las mujeres ya no usaban el vibrador por sus beneficios terapéuticos sino para la búsqueda del placer.

Cincuenta años más tarde, una nueva generación de vibradores comenzó a surgir.

En la década de 1980 se produjo un movimiento que abrió las puertas a un mayor número de tiendas de juguetes sexuales.

Pero fue solo en los últimos 20 años que ha habido una verdadera revolución sexual que generó la necesidad de fabricar vibradores con diseños variados, estilos exóticos, tamaños para todos lo gustos, colores, materiales realistas y otras cosas que actualmente satisfacen los gustos y necesidades mas exigentes y extraños que podamos imaginar.

Beneficios del vibrador mas allá del placer

Desde hace tiempo existen estudios serios en los que se demuestra que las mujeres que usan el vibradores tienen una buena vida sexual. Además, el funcionamiento de sus órganos sexuales es superior al promedio.

Se ha confirmado también que el vibrador puede ayudar a las mujeres a alcanzar niveles más altos de excitación.

Este dispositivo les facilita llegar y alcanzar una mayor cantidad de orgasmos incrementando de esta manera su impulso y deseo sexual.

Asimismo los vibradores han sido muy útiles para personas con ciertas discapacidades pòrque les permite estimularse sexualmente cuando no pueden hacerlo de otra forma.

Se estima que en la actualidad, más del 60% de las parejas usan estos dispositivos

Esto significa que su uso no es sólo para la masturbación en solitario. Muchas mujeres y sus parejas han expresado en estudios que el vibrador les permite tener una vida sexual más satisfactoria, porque les ha permitido experimentar un mayor sentido de intimidad en sus relaciones.

Mitos comunes acerca del vibrador

MITO 1 El vibrador hará que mis genitales se adormezcan permanentemente

Veamos con un ejemplo común este adormecimiento del órgano genital:

Cuando a alguien le pica la espalda y se rasca, ésta sensación puede ser muy agradable.

Pero si continua rascándose ya no lo es y se vuelve irritante. Si se sigue sin parar, se llega al punto donde se experimenta entumecimiento y ya no se siente nada en la zona estimulada.

Esto aplica a cualquier tipo de estimulación incluyendo la que causa un vibrador.  Nuestros nervios no están diseñados para recibir una estimulación continua y de alta frecuencia, por lo que el uso prolongado de este juguete sexual puede causar ENTUMECIMIENTO TEMPORAL, pero poco tiempo después, la sensación regresa a la normalidad.

MITO 2 El vibrador puede causar daño a los nervios de forma permanente

Así como la cabeza de un pene, el clítoris es rico en terminaciones nerviosas y ambos funcionan de maravilla con el vibrador.

El vibrador es capaz de incrementar considerablemente el estimulo sexual en estos órganos, pero si se usa por un largo período, las terminaciones nerviosas pueden perder sensibilidad temporalmente.

Si se deja de usar por un tiempo, la sensibilidad vuelve a su estado natural sin dañar sus terminaciones nerviosas.

MITO 3 El uso del vibrador puede causar espasmos musculares permanentes

El uso del vibrador puede causar espasmos temporales de vez en cuando, pero este fenómeno no es diferente al temblor del párpado que la mayoría de las personas experimentan cuando leen por un largo periodo de tiempo.

Este acontecimiento se llama “fasciculación” y se define como una contracción muscular pequeña e involuntaria, producto de la fatiga muscular.

Si bien no es tan común por vía vaginal, este evento puede suceder por estimulación sexual tanto si se utiliza o no el vibrador.

Por lo tanto, esta no debe ser razón para preocuparse. No es más que una respuesta natural al agotamiento producido por el esfuerzo físico.

Por ejemplo, otro tipo común de fasciculación es el producido por exceso de ejercicio físico. Si se ha hecho demasiado ejercicio, lo más seguro es que al día siguiente le duelan mucho los músculos ejercitados y estos tengan el susodicho temblor involuntario.

Pero tras unos días, esta molestia desaparece y esto no es motivo para dejar de hacer deporte o en el caso de la actividad sexual, dejar de usar el vibrador.

MITO 4 El vibrador tomará el lugar nuestra pareja

Una preocupación común en los hombres cuando incorporan por primera vez un vibrador en sus juegos de pareja,  es que esta máquina pueda llegar a reemplazarlos.

Aunque es cierto que este magnifico dispositivo ayuda a las mujeres a alcanzar orgasmos más profundos y en mayor cantidad, nunca llegará a reemplazar la emoción que se siente al estar con la persona a quien deseamos.

Cuando se les ha preguntado en privado, muchos hombres han admitido  que el miedo principal sobre esta cuestión es que ellos no van a ser tan «buenos» como el vibrador.

Pero después de usarlo, la mayoría se dan cuenta de que el vibrador a pesar de aportar mucho placer, nunca podría competir con la persona con la que se desea compartir.

Es más, la mayoría de parejas sienten que el vibrador sólo mejora su vida sexual en vez de afectarlos o distanciarlos.

Este miedo es muy normal tanto hombres como en mujeres. Todos tenemos egos sensibles y necesitamos sentirnos importantes para nuestros amantes,

Y queremos sentir que somos los principales proveedores de placer sexual que nuestras parejas jamás hayan tenido.

Ahora, aunque el vibrador nos estimula sexualmente de forma más eficiente en comparación a cualquier estimulo manual u oral debido a la velocidad de su vibración, la sensación del contacto humano es mucho más emocionante por varias razones.

Tenemos por ejemplo, que no sólo el contacto piel a piel provee ya una estimulación increíble y muy superior a la generada por el vibrador, sino que el deseo hacia nuestra pareja sexual, es mucho más poderoso y excitante que cualquier artilugio sexual.

En conclusión, el vibrador sólo sirve para otorgar variedad y mejorar el placer si usted y su pareja ya tienen una buena conexión sexual.

Solo imaginemos que lográramos poder separar el aspecto físico de las relaciones sexuales y veremos que la parte emocional y mental que nos logra hacer excitar, nunca podrá ser reemplazada por el vibrador.

Solo basta conque nuestra pareja sea un amante que se entrega en la cama con la voluntad de ser vulnerable, creativo y solidario y nos daremos cuenta de que el vibrador jamás podrá sustituirlo.

MITO 5 El vibrador puede ser adictivo

El vibrador no hace que las personas se vuelvan adictas a él.

Si alguien usa el vibrador para masturbarse y lo hace en exceso, no es porque sea adicta a este juguete sexual, sino porque puede tener una tendencia compulsiva a masturbarse.

Esto puede convertirse en un verdadero problema a la hora de relacionarse con otras personas, afectando su vida social, familiar y laboral y puede ser necesaria ayuda profesional.

Lo que si ocurre es que algunas desarrollan un especial gusto por el uso del vibrador, y el escoger siempre lo que nos gusta, no significa que haya un enfermizo y autodestructivo comportamiento adictivo.

MITO 6 Si usted tiene pareja no necesita del vibrador

Usar el vibrador en compañía de su amante en realidad puede fortalecer su relación, pero para poder compartir esta nueva experiencia, es necesario tener buena intimidad de pareja y el vibrador sera una afirmación adicional de dicha cercanía.

Si su amante cree que el vibrador no es necesario para alegrar su vida sexual, le aseguro que no hará falta.

Sin embargo, si su curiosidad es persistente, podría proponer su uso como una forma de ser creativa y juntos tener una experiencia sexual positiva y quién sabe, tal vez repetir.

MITO 7 El vibrador es solo para masturbación

Cuando se trata de la masturbación el vibrador es grandioso pero también es maravilloso para las parejas.

Si están abiertos a explorar y ser creativos, este dispositivo puede ayudarles a mejorar sus relaciones sexuales.

El uso del vibrador en pareja también permite establecer un nuevo nivel de coqueteo, placer e intimidad.

Algunas personas piensan que si una usa un vibrador en pareja, es porque se es un mal o una mala amante, pero lo cierto es que, solo es un recurso que nos permite encontrar nuevas formas de enriquecer la intimidad.

MITO 8 Los vibradores son inmorales

Muchas personas normales y sanas suelen hacen uso del vibrador todo el tiempo.

Si le ayuda a romper cualquier tabú que tenga sobre este juguete sexual, sepa que las personas que compran este tipo de ayudas son personas absolutamente normales. Contadores, doctores, celebridades, atletas profesionales, amas de casa, e incluso madres y esposas.

El uso del vibrador no nos hace raros ni inmorales,  estos sólo ayudan a proporcionar placer, mejorar la creatividad y ofrecen una sensación de aventura en nuestra vida sexual.

Además, no hay nada que diga que un vibrador es inmoral a no ser que este concepto sea la opinión de alguien en particular,  y determinar si su uso es moral, es algo que debe preguntarse asi misma y no a otra personas.

MITO 9 Vibración es lo mismo que calor

La vibración no es calor, es movimiento que crea fricción y este a su vez genera calor.

Sin embargo, la vibración en sí misma no es calor, por lo que si pone algo caliente en sus genitales, le ayudará a relajarse y aumentará el flujo sanguíneo a la zona pero no proporciona ni de cerca la estimulación que produce la vibración.

MITO 10 El vibrador no es algo natural y forza los orgasmos

Los orgasmos se producen de forma natural.

Su cuerpo es lo que crea el orgasmo y no el vibrador, éste simplemente actúa como estímulo y proporciona el ambiente ideal para llegar a el.

El orgasmo no es algo que se pueda forzar y usar movimiento para estimular los genitales y conseguir una liberación sexual es algo completamente natural.

De hecho, usar los dedos para estimular el clítoris mediante frotamiento, es el mismo concepto que maneja el vibrador, la diferencia es que el vibrador puede moverse mucho más rápido.

Mito 11 Usar el vibrador puede causar debilidad del suelo pélvico

El vibrador no causa debilidad del suelo pélvico.

Een realidad, su uso estimula las contracciones de los músculos de Kegel, siendo estos los responsables de fortalecerlo.

MITO 12 El vibrador causa incontinencia

El vibrador no causa incontinencia porque ayuda a fortalecer los músculos del suelo pélvico.

Por el contrario, ayuda es a prevenir la incontinencia urinaria.

MITO 13 Mi médico se dará cuenta que uso vibrador

Un médico nunca sabrá que usted ha estado usando vibrador a menos que usted se lo diga. No hay nada que un vibrador vaya a cambiar en su anatomía mientras lo use adecuadamente.

MITO 14 El uso del vibrador puede ser peligroso

El vibrador no es peligroso. Incluso su origen es terapeutico y con el tiempo su propósito más común fue la búsqueda del placer.

Ya se han documentado muy bien los beneficios para la salud que trae el aumento del flujo sanguíneo en los genitales y su consecuente incremento en la libido y el mejoramiento de todo lo ralacionado a la función sexual.

Además, los hombres gay que usan vibrador, se benefician del masaje prostático lo que ayuda a reducir la probabilidad de padecer cáncer de próstata.

MITO 15 El mismo tipo de vibrador funciona igual para todos

No existe un vibrador que se ajuste a todos los gustos por igual ya que esto es algo muy personal.

La búsqueda del jugete indicado para usted puede necesitar un poco de exploración.

Que debe considerar antes de comprar un vibrador?

Algunas consideraciones a tener en cuenta para encontrar el vibrador que se ajuste a sus necesidades son las siguientes:

Intensidad

¿Qué tan poderoso quiere que sea su vibrador?

El poder de las vibraciones puede hacer la diferencia entre alcanzar o no el orgasmo, porque afectan la intensidad de la estimulación.

Ruido

¿Es el ruido un problema? ¿Quiere que sea tranquilo?

Tratar de relajarse y entrar en un estado de ánimo propicio para alcanzar el orgasmo, puede ser rápidamente obstaculizado cuando se tiene un vibrador ruidoso, que alerte a sus familiares o compañeros de cuarto.

Si esto es motivo de preocupación, la búsqueda de un vibrador que sea tranquilo y silencioso será un factor importante en su elección.

Tamaño

¿Qué tan grande quiere que sea su vibrador?

Un vibrador grande tiene la ventaja de estimular una mayor área y puede ser más cómodo de manejar.

Un mango largo permite un agarre cómodo y mayor variedad de uso.

Un vibrador pequeño es más fácil de ocultar y en algunos casos, puede ser usado fácilmente durante la actividad sexual, mientras que un vibrador grande puede que no.

Determinar el uso del vibrador y lo poderoso que usted quiere que sea influue en qué tan grande debe ser.

Variaciones de vibración

¿Quiere un vibrador que ofrezca distintos niveles de estimulación, de baja o alta vibración, de pulsaciones o de picos?

¿Desea que ejecute programas o simplemente quiere un vibrador sencillo que mantenga una vibración constante?

Actualmente existe una interesante y gran variedad de dispositivos para escoger.

Poder

¿Qué prefiere, uno que requiera baterías, sea recargable o que se conecte?

Existen pros y contras en cada tipo:

Batería: pros y contras

Un vibrador de baterías permite operarlo sin cables y ofrece mayor variedad de opciones para elegir.

La mayoría requiere de éstas pero el problema es que si no se usan pilas recargables, son costosos de mantener al tener que sustituirlas regularmente.

Además las baterías son malas para el medio ambiente, porque su reciclaje es prácticamente imposible al estar fabricadas con materiales altamente tóxicos que requieren un tratamiento especial.

Es recomendable usar baterías recargables para contrarrestar estas desventajas.

Si usted se decide por un vibrador con pila recartgable incorporada, este debe ser de buena calidad, de lo contrario, la carga puede que no se mantenga durante mucho tiempo.

Tenga en cuenta que un vibrador de bateria requiere largos períodos de carga y puede no funcionar si no está completamente cargado. Asi que es importante prever cuando se va a usar para tenerlo listo.

También debe tener en cuenta que algunas baterías recargables no permiten que usted lo use mientras se está cargando, lo que también obliga a tener una previa planeación para su uso.

De enchufe: pros y contras

El vibrador eléctrico es el más potente y ofrece una vibración profunda, a tal punto que los otros no pueden competir en terminos de intensidad vibratoria.

Usted no tiene que preocuparse por baterías costosas, el efecto estas en el medio ambiente o la planificación para asegurarse de que el vibrador esté cargado.

Sin embargo este tipo de vibrador limita la distancia en que una puede moverse, por lo que es recomendable usar un cable de extensión.

El inconveniente de esto es que se puede terminar enredada durante salvajes aventuras sexuales.

Estimulación

¿Qué parte de su cuerpo es la que quiere estimular? ¿Desea estimular más de una parte a la vez?

Existen vibradores de acción individual, doble y triple que permiten estimular hasta tres diferentes zonas erógenas a la vez.

Uno de los más populares entre las mujeres es el vibrador de doble acción que estimula tanto el punto G como el clítoris al mismo tiempo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
You cannot copy content of this page