Eyaculacion Femenina Fisiología Mitos y Verdades

¿Qué es la eyaculación femenina?

La eyaculación de una mujer es un es un algo controversial y se tienen muchas ideas equivocadas al respecto.

Este tema ha sido mitificado y la industria de entretenimiento para adultos ha sido la causa principal de esto.

Por otro lado, existen pocos estudios, y los profesionales médicos no se han interesado mucho que digamos.

Es un Hecho...!


El Buen Sexo es el UNICO ANTIDOTO efectivo contra la infidelidad

Déjame revelarte como mantener a tu pareja fiel y adicta a Ti

Es Gratis

Sin embargo, no se pueden ignorar las experiencias de miles de mujeres y parejas que han enriquecido su vida sexual a través de este fenómeno increíblemente erótico.

En este artículo usted encontrará lo que necesita para:

  • Explorar las diferentes formas de lograr la eyaculación femenina, así como los debates, controversias, mitos y verdades que rodean a este fenómeno, cada vez más común en mujeres con una sexualidad sana y activa.
  • Conocer cuáles son los juguetes sexuales más adecuados que pueden ayudar a aquellas mujeres que desean tener una eyaculación, pero que por alguna circunstancia se les dificulta.
  • Practicar las técnicas sexuales más efectivas no solo para lograr eyacular, sino también para aprender a sentir más intensamente y ser unas amantes naturalmente auténticas.

Mi experiencia personal

Descubrí la eyaculación femenina a finales del 2010 después de haber tenido una conversación muy abierta con una amiga, quien describía sus orgasmos como algo verdaderamente salvaje cuando estos eran acompañados de una eyaculación.

También sucedía en ocasiones en la que solo se excitaba, causándole sensaciones que no había experimentado antes.

Así que, por su puesto esto me intrigo y acabé preguntándole detalles y todo cuanto se me podía ocurrir acerca este fenómeno

Entonces recurrí a la Internet para averiguar un poco más, pero con desilusión solo encontré información muy contradictoria e inexacta acerca del tema.

Sin embargo, yo quería tener más conocimiento al respecto y lo más importante, quería saber si yo lo podría lograr.

Así que comencé todo un proyecto de investigación a través de publicaciones médicas y el estudio de una gran cantidad de libros electrónicos especializados en relaciones y sexualidad, siendo estos la principal fuente de información.

Después de toda esta investigación, y del desarrollo de algunas teorías propias, simplemente decidí que era tiempo de darle oportunidad a la práctica, y tratar de ver si podría hacerlo.

Y estoy feliz de poder decir que lo logre en mi primer intento a través de la masturbación…era tan simple¡¡

Entendiendo la eyaculación femenina

A pesar de los supuestos avances de nuestra sociedad en materia de educación sexual, existe un gran desconocimiento sobre la eyaculación femenina.

Esto se debe primordialmente, a una notable ausencia de información que ayude a comprender de manera correcta la sexualidad de la mujer.

Además, muchos profesionales médicos carecen de una formación válida sobre el mejoramiento y la solución de problemas sexuales a nivel práctico, tan necesaria para hombres y mujeres que cada día buscan información útil para mejorar o conseguir una vida sexual plena y saludable.

Querida lectora o lector, no se puede hablar de eyaculación femenina sin tratar otros temas de la sexualidad femenina y masculina, estrechamente relacionados con esta increíble experiencia.

La eyaculación no solo es gratificante para las mujeres. La mayoría de hombres considera que no hay respuesta sexual que pueda igualar lo que ellos sienten cuando una mujer eyacula como resultado de su bien administrado miembro, o sus hábiles dedos.

Debates

Existe un gran debate sobre la eyaculación femenina incluso entre los profesionales de la salud y autoridades versadas en educación sexual y ramas afines.

Un primer grupo dice que la eyaculación femenina es una mezcla de orina y semen.

Un segundo grupo dice que esta se origina desde una eyaculación retrograda, lo que significa que el líquido seminal femenino sale desde el punto G hacia la vejiga, y luego sale por la uretra.

Mitos y verdades

Mitos

  • La eyaculación femenina no existe.
  • Sólo las mujeres raras pueden alcanzar la eyaculación femenina.
  • El ejercicio Kegel es la clave para lograr la eyaculación femenina.
  • Sólo las mujeres con un Punto G prominente pueden alcanzar la eyaculación femenina.
  • La eyaculación femenina sólo puede lograrse a través de orgasmos provocados a través del Punto G.
  • Cualquier ginecólogo está capacitado para proporcionar información de ayuda relacionada a la eyaculación femenina.
  • Las mujeres sólo pueden expulsar una o dos gotas de fluido durante la eyaculación y si esta cantidad es mayor (1-2 tazas), entonces es orina.
  • La eyaculación femenina es o se puede convertir en una forma de incontinencia urinaria.
  • Solo existe una forma de lograr la eyaculación femenina.

Verdades

  • Algunos o todos los fluidos de la eyaculación femenina provienen de las glándulas para uretrales / Skene.
  • Las mujeres a menudo no se dan cuenta de que pueden eyacular debido a que les falta conocimiento acerca de las señales que les indican cuando deben hacerlo.
  • Existen técnicas específicas que se le pueden enseñar a la mujer para lograr o evitar la eyaculación.
  • Las mujeres pueden eyacular sin tener un orgasmo producido en el Punto G o ningún orgasmo en absoluto.
  • Las mujeres pueden eyacular varias veces dentro de un período corto.
  • La eyaculación femenina no es orina y es muy similar a la consistencia del agua, es de color transparente y con un olor ligeramente dulce, en [1] estudios se ha encontrado que es similar al líquido prostático de los hombres.
  • Los médicos ginecólogos a menudo malinterpretan e incluso realizan diagnósticos erróneos a cerca de la eyaculación femenina.

¿Es un orgasmo del punto G?

Muchas personas tienen la opinión errónea de que la eyaculación femenina es producto de un orgasmo producido en el Punto G.

Esto no es cierto, también ocurre en ausencia de orgasmo.

La eyaculación también aparece por la acumulación de líquido en el punto G, que se expulsa hacia afuera debido a la presión sobre esta área ya sea de manera manual o durante la penetración. Esto puede dar lugar a confusión y cometer el error de tomarlo como un orgasmo del Punto G.

Todas las mujeres pueden eyacular

Debido a que muchas personas han intentado lograr o hacer eyacular a sus parejas sin éxito, piensan de manera errónea que no todas las mujeres pueden eyacular.

Sin embargo, toda mujer con órganos sexuales saludables puede lograrlo ya que tiene los mismos componentes anatómicos que aquellas que lo hacen sin dificultad.

Solo es cuestión de encontrar las técnicas sexuales adecuadas, y superar las barreras psicológicas que la inhiben.

¿Porque muchas mujeres no pueden eyacular?

La eyaculación femenina no es difícil, pero normalmente las mujeres no identifican correctamente las razones por las cuales ésta es evasiva.

Por lo general, de manera inconsciente sabotean las posibilidades de tener una eyaculación cuando están teniendo un orgasmo o cuando están muy excitadas.

Una de las principales razones, es que no saben que pueden tener una experiencia tan agradable como la eyaculación.

Por otro lado, a menudo ellas tienen la sensación de hacer pis en el momento en que están listas para eyacular, y piensan erróneamente que van orinar y detienen el proceso.

Existen muchas técnicas que miles de mujeres y sus parejas están aplicando con éxito, que no solo permiten obtener eyaculaciones asombrosas, sino el incremento en la intensidad de los orgasmos.

Las mujeres generalmente tenemos la capacidad de tener hasta 8 orgasmos en niveles verdaderamente alucinantes cuando estos se acompañan con la eyaculación.

Inhibiciones Pasadas

Muchas veces hasta las mujeres más seguras de sí mismas tienen dificultades para lograr una eyaculación.

Cuando la mujer no puede relajarse y siente esa agradable sensación, pero no puede empujar hacia adelante para poder eyacular, es porque todo se reduce a una simple cuestión de inhibición.

A menudo la educación sexual de la mujer enseña a no ser sucia o sexualmente asertiva, por lo que muy difícilmente podrá lograr una eyaculación si no se libera psicológicamente de esta inhibición.

La buena noticia es que esto es relativamente sencillo de sortear cuando la relación de pareja esta edificada sobre unos cimientos de confianza y afecto, y cuando se aplican las técnicas apropiadas.

El solo hecho de relajarse y empujar hacia afuera en vez de contraer y retener, es de por sí, un gran e importante avance en la sexualidad de la mujer.

Esto le permite sentir un grado de libertad y sensualidad nunca antes experimentado.

Así que no hay nada de qué preocuparse y sin duda, esto en ningún momento es un indicador de que algo anda mal, solo es cuestión de cambiar la frecuencia mental.

Como es una eyaculación femenina

La eyaculación femenina es un fluido expulsado través de la uretra durante actividades sexuales.

Cuando se libera en pequeñas cantidades, es un líquido mucoso de olor dulzón que es almizclado o picante, y a medida que el volumen del fluido aumenta, se vuelve más claro y su olor no es detectable.

El color, olor, consistencia, e incluso sabor, casi no varía de un acontecimiento a otro.

Esto puede ser seguro para una persona que quiera probar su propia eyaculación, y para las parejas que intercambien fluidos corporales, pero no para parejas que necesitan practicar el sexo seguro.

Algunas mujeres han encontrado que su ciclo menstrual no influye en el tipo de líquido expulsado, de la misma forma que influye en otros tipos de fluidos vaginales.

Por otro lado, lo que comes probablemente tenga un efecto en la eyaculación, así como como la cantidad de líquido consumido previamente, y en ocasiones es claro y sin olor y otras veces espeso y picante.

¿Es orina?

La pregunta del millón: ¿es pis? o… ¿no es pis?

Muchas mujeres y parejas se pierden de una experiencia intensa y muy gratificante, al pensar que los fluidos expulsados durante la eyaculación de la mujer son orina, así que vamos a salir de dudas ya…¡¡

Componentes de la eyaculación femenina

El fluido contiene PSA y PAP, (antígeno prostático y acido prostático) que se producen en la próstata femenina. [2].

Algunos de los componentes como urea y creatinina, se encuentran también en la orina, pero en concentraciones mucho más bajas que las que se encuentran en la orina regular.

Cuando los fluidos prostáticos femeninos se encuentran en la orina, estos se hallan en concentraciones mucho más pequeñas de lo que se puede encontrar en la eyaculación.

El fluido liberado durante la eyaculación y la micción no son los mismos, aunque pueden compartir algunos componentes, y a mayor volumen, la composición de estos fluidos cambia radicalmente.

Eyaculación femenina comparada con la eyaculación masculina

La siguiente tabla compara los componentes de la eyaculación femenina con la masculina, y la eyaculación femenina con la orina.

Los fluidos de la eyaculación femenina y la orina contienen las mismas sustancias que se encuentran en la eyaculación masculina.

Estas sustancias comunes, como PSA, PAP, y PSAP, están en una concentración mayor en la eyaculación, de lo que normalmente se encuentra en la orina. Esto demuestra que estos dos fluidos no son exactamente lo mismo.

La próstata femenina contribuye más a la eyaculación de lo que lo hace la orina.

Lo que no sabemos con certeza en este momento, es si la glándula prostática femenina contribuye únicamente al contenido de la eyaculación femenina, y esto ha sido tema de debate.

Componentes de la eyaculacion femenina

¿Qué es el líquido de la eyaculación femenina?

El mito más grande a cerca de la eyaculación femenina es que el líquido originado por esta, es orina y esto no es cierto.

En la mayoría de los casos, este se mezcla con orina y puede haber una gran cantidad del uno y del otro, lo que confunde a las personas en cuanto a lo que es, y no es.

Esto se sustenta con análisis de laboratorio que compararon los componentes de la orina, el semen masculino, y el líquido expulsado durante la eyaculación femenina (ver tabla comparativa de fluidos).

En estos estudios se ha determinado que contiene glucosa y una enzima conocida como fosfatasa ácida prostática, un componente importante del semen.

También se descubrió que el líquido producido durante la eyaculación femenina contenía cantidades moderadas de algunos componentes de orina (urea y creatinina), que pudieron agregarse por el paso del fluido a través de la uretra, o que simplemente fueron añadidos por la expulsión de una determinada cantidad de orina junto con el fluido durante la eyaculación.

Las características más comunes del fluido producido por la eyaculación femenina son el olor dulzón, la transparencia y la diferencia con los típicos fluidos encargados de la lubricación vaginal, que se producen durante la excitación y el orgasmo.

Por último, otra característica importante es que este fluido es bastante consistente de mujer a mujer, en olor y sabor, mientras que las características del lubricante natural de la vagina, están influenciadas por la dieta y el ciclo menstrual en el que aparece.

La eyaculación femenina es algo que puede ocurrir durante un orgasmo.

Sin embargo, no es necesario tener uno para que ocurra, y la cantidad de fluido depende en gran medida otros factores como hidratación, excitación, duración, y cantidad de veces que haya ocurrido anteriormente.

Durante la excitación sexual la mujer produce dos tipos de fluidos fácilmente identificables, el primero y el más común es un fluido de consistencia espesa y apariencia blanca, cuya función básicamente es la de lubricar y proteger las paredes vaginales durante la penetración.

El segundo fluido no tan común pero no por ello menos importante, es el que sale por la uretra cuando la mujer eyacula.

¿Entonces es una mezcla de fluidos?

Todas sabemos que las características de la orina en cuanto a su olor y color pueden variar dependiendo de la hidratación la alimentación y la hora del día en que se evacua.

Por el contrario, el fluido producido durante la eyaculación femenina no es muy sensible a estos factores.

En la mayoría de los casos es un líquido claro, de sabor y olor dulzón, pero casi imperceptible

En el caso de los hombres, estos orinan y eyaculan por la uretra al igual que las mujeres, pero la diferencia fundamental es que las mujeres pueden eyacular y orinar a la vez por el mismo conducto (la uretra), lo que nos hace formular la pregunta obligatoria:

¿Esto significa entonces que la eyaculación puede contener una gran cantidad de orina? Y de nuevo la repuesta es NO.

¿Es orina o eyaculación femenina lo que sale cuando hacemos pis después del sexo?

La mayoría de las mujeres acumulan fluido en la vejiga y en las glándulas Skene ubicadas en el Punto G.

Muchas veces, la salida de este se detiene mediante la contracción involuntaria o voluntaria de los músculos de Kegel durante el sexo.

Estos músculos son los encargados de controlar la salida de la orina y los fluidos producidos durante la eyaculación, por lo tanto, cuando vamos al baño para hacer pis, podemos confundir la orina con los fluidos de la eyaculación, debido a que ambos salen por la uretra[2]

Como saber si es orina o eyaculación femenina lo que sale después del sexo

Si queremos saber si lo que sale cuando hacemos pis después del sexo es orina o eyaculación propiamente dicha, debemos saber las diferencias fundamentales entre ambas.

La orina es de color amarillo y tiene un fuerte olor a urea sobre todo si orinamos en la mañana, mientras que la eyaculación es clara e incolora y con un olor dulzón.

Esta se origina en las glándulas Skene y la orina en los riñones.

Cuando terminamos una sesión de sexo especialmente intensa, generalmente nos dan ganas de hacer pis por lo que pensamos que es orina.

Pero lo que puede estar sucediendo es que se presente una eyaculación retrograda durante la actividad sexual, y los fluidos producidos por las glándulas Skene se acumulen en la vejiga.

La próxima vez observa con más detenimiento el fluido que sale cuando vas al baño y verifica si tiene diferencias con la orina para saber si es orina o eyaculación femenina.

Si es eyaculación, valdrá la pena intentar que ocurra durante el sexo la próxima vez, habla son tu pareja y póngase de acuerdo, podría resultar en una experiencia inolvidable.

Consejos para manejar la eyaculación femenina

Con lo anterior y conociendo como se produce, si aún tenemos la impresión de que la eyaculación femenina es orina, podemos tomar algunas precauciones con el fin de estar más tranquilas al respecto:

  • Lo primero que recomiendo es ir al baño y hacer pis antes de la actividad sexual.
  • Si la actividad sexual se prolonga por mucho tiempo, es aconsejable tomarse un momento para ir al baño y asegurarse de que tu vejiga este vacía.
  • Teniendo en cuenta que la eyaculación puede salir en grandes cantidades y con bastante rapidez, es recomendable proteger la cama con un tendido a prueba de agua y evitar mojar el colchón.

Como ya sabemos la eyaculación femenina puede ocurrir durante el orgasmo o en ausencia de este.

Solo es necesaria la excitación sexual para que ocurra, por lo que al igual que en los casos de una mujer multiorgásmica que puede tener varios orgasmos, en el caso de la eyaculación femenina esta puede ocurrir varias veces.

Entre mayor cantidad de veces ocurra; la expulsión del fluido va a ser menor, además de que el nivel de hidratación, el consumo de alcohol, y otros factores como la fuerza de empuje y el nivel de excitación, tienen un alto impacto en la cantidad de fluido expulsado.

¿Cómo se produce?

Lamentablemente todavía existe mucha ignorancia acerca de los factores que intervienen en la eyaculación de la mujer, y aclarar las cosas es uno de mis objetivos fundamentales.

Fisiología

Como se ha discutido anteriormente, el líquido eyaculado proviene de las glándulas para uretrales / Skene que componen el Punto G.

Los primeros registros serios de estos órganos se presentaron en 1678.

Estos los describían como un conjunto de glándulas que rodean la uretra femenina, encargadas de producir un líquido transparente que tenía como finalidad la lubricación de la vagina.

Sin embargo, y aunque es difícil de creer, fue hasta el año 2001 cuando el comité americano de terminología anatómica comenzó a utilizar al término de “Próstata Femenina”.

Desafortunadamente esto demuestra que muy a pesar de los grandes avances en la medicina occidental, esta ha sido lenta respecto a la sexualidad femenina y no le ha dado la atención que se merece.

Esto es una cuestión básica salud sexual no solo para las mujeres, también para el enriquecimiento de la sexualidad masculina.

La vejiga y las glándulas prostáticas femeninas

Debido a que las glándulas para uretrales / Skene que componen el punto G cubren un área de la vagina no mayor de 3 o 5 centímetros, es razonable preguntarse:

¿Cómo es posible que puedan expulsarse de 1 a 2 tazas de fluido durante una eyaculación femenina?

Esto ha sido tema de debate incluso entre profesionales e investigadores relacionados con la salud sexual.

Las imágenes presentadas a continuación, acotan la posibilidad de que el líquido producido por las gandulas del punto G, se dirige a la vejiga para luego ser expulsado por la uretra.

También puede ser un fluido renal que pasa a través de la vejiga y se mezcla con el fluido de la próstata femenina.

Este líquido renal probablemente es orina, sin embargo, existen un sin número de factores que se debaten sobre este tema.

En esta secuencia de imágenes obtenidas por resonancia magnética, se puede apreciar cómo se llena la vejiga de la mujer a medida que su excitación aumenta.

Ha habido pruebas clínicas en las que la vejiga de la mujer es drenada antes de la estimulación sexual y posterior eyaculación.

Y a pesar de que la vejiga fue vaciada, se apreció la expulsión de 50 ml a 900 ml de líquido en una bolsa conectada mediante catéter.

Por esta razón, los investigadores concluyen que al menos una parte del líquido producido durante una eyaculación femenina puede provenir de la vejiga.

¿Proviene de la vejiga?

Algunos investigadores han declarado que la mayoría de las eyaculaciones se originan en la vejiga, pero que el fluido expulsado no es orina corriente.

En estas investigaciones se les dreno la vejiga a las mujeres antes del orgasmo, y se les inserto un catéter conectado a una bolsa, con el fin de medir los fluidos que se pudieran presentar después del orgasmo. [1]

Pero según mi apreciación, este enfoque de investigación es incompleto ya que el esfínter de la vejiga esta normalmente cerrado, si no fuera de esta forma pues simplemente los fluidos saldrían en cualquier momento.

Así que, al crear un conducto artificial y recolectar el líquido expulsado de la vejiga durante las contracciones de los músculos pélvicos, se está registrando solo una parte del proceso y faltaría explorar si durante el orgasmo, se crea este conducto de manera natural, aunque solo sea por un momento.

¿Proviene de los riñones?

Otros especulan que los grandes volúmenes de fluido producidos durante la eyaculación se originan en los riñones.

Esto podría tener alguna validez después de haber observado el comportamiento de la vejiga a través de la resonancia magnética durante la excitación.

Además, la combinación de orina con el líquido producido por la próstata femenina está demostrada en los análisis de laboratorio.

Por lo tanto, esta especulación se convierte en una teoría viable que debe estudiarse con mayor profundidad, a través de resonancias magnéticas más precisas.

¿Finalmente, de donde proviene el fluido de la eyaculación femenina?

La teoría de que el fluido proviene de la vejiga, es tan solo una teoría.

Pero parece ser la más viable dado que no se tiene una explicación convincente para demostrar que el fluido proviene de las glándulas Skene (punto G).

Pues estas no podrían contener las cantidades de líquido (hasta 2 tazas) que en ocasiones se expulsa durante la eyaculación.

¿Cuánto fluido puede salir en una eyaculación?

La mayoría de las mujeres cuando eyaculan pueden expulsar entre 1.5 y 2 tasas de fluido.

Sin embargo, esto puede verse afectado por el nivel de hidratación, la potencia del empuje en el momento de la expulsión y otras variables adicionales.

¿Pueden presentarse problemas de salud?

No, de hecho, esta es una de las razones por la que soy una apasionada cuando se trata de informar a las demás mujeres y sus parejas a cerca de la eyaculación femenina.

A diferencia de lo que muchos piensan, no existe nada anormal ni malsano al respecto.

En realidad, la eyaculación femenina es algo bueno para la mujer, y además ofrece beneficios adicionales similares a los de un masaje de próstata en los hombres.

Además, limpia la uretra y puede prevenir las frecuentes infecciones urinarias que presentan algunas mujeres

Incontinencia urinaria

Quiero acotar este aspecto de la incontinencia urinaria, ya que cada año se les dice a miles de mujeres que la eyaculación femenina es un problema de incontinencia urinaria.

Se muestra como algo por lo que se debe estar avergonzada, y también se suele interpretar como que si la mujer se estuviera orinando maliciosamente sobre su pareja.

Esto es simplemente ridículo y más aún cuando dichos argumentos provienen de ginecólogos y médicos generales.

Mi comentario para los escépticos

Teniendo en cuenta que solo hasta hace unos centenares de años pensábamos que la tierra era plana y cosas por el estilo, me parece muy gracioso que la gente confunda la eyaculación con el simple acto de orinar.

Considerando la falta de estudios previos acerca de la sexualidad femenina hasta hace unos pocos años, me parece muy presuntuoso que las personas piensen que nos han educado a cerca de ello desde hace mucho tiempo.

Ustedes deben recordar que no hace muchos años en realidad, estábamos colgando a las mujeres de palos por ser unas brujas que expresaban su interés en el desarrollo de su sexualidad.

Así que debemos tener mente abierta para ayudar a que estos tabúes desaparezcan, y las mujeres podamos tener una salud sexual de mejor calidad por el bien de todos.

¿Cómo se logra?

Hacer que una mujer eyacule ya sea con la asistencia de su compañero sexual o en solitario, es algo sencillo cuando se usan las técnicas sexuales adecuadas.

Y aunque nos son absolutamente necesarios, unos bonitos juguetes sexuales también harán los suyo.

Solo es cuestión de aprender algunas cositas para que él sea todo un experto, o para que ella conozca más de sí misma en términos de sexualidad.

La técnica

La manera más sencilla de lograr la eyaculación femenina es relajarse y empujar en vez de retener en el momento de alcanzar el orgasmo.

Existen otras formas, pero ésta es prácticamente la pieza clave del rompecabezas.

Una pregunta frecuente es acerca del mejor juguete sexual para lograr la eyaculación. Mi favorito es el Hitachi Magic Wand con el aditamento Gspotter azul.

De la misma forma recomiendo otros vibradores de doble acción ya que estos proporcionan una estimulación simultanea del Punto G y el clítoris.

Dado que las mujeres pueden eyacular y orinar al mismo tiempo, una recomendación adicional que les puedo dar es hacer pis antes de la actividad sexual.

Cómo detener la eyaculación femenina no deseada

Algunas mujeres no desean experimentar la eyaculación femenina por múltiples razones.

Generalmente no deseamos eyacular cuando tenemos un nuevo compañero sexual con quien no hemos desarrollado aun la confianza necesaria como para sentirnos seguras, o porque simplemente nos encontramos en la casa de los suegros y no queremos mojar las sabanas.

Para detener la eyaculación simplemente no se debe empujar hacia afuera durante el orgasmo y apretar la uretra tensionando los músculos de Kegel.

¿Se puede eyacular en el embarazo?

No me gusta responder a ningún tipo de pregunta con el término “depende” pero como toda regla tiene su excepción. Este caso es uno en los que debo romper esta regla por obligatoriedad.

Si esta embarazada, lo primero que debe hacer es consultar con su ginecólogo para determinar lo que podríamos llamar el perfil de su embarazo.

Cada caso de embarazo viene con su cuota de riesgo, por lo que es importante determinar mediante consejo médico no solo si la eyaculación es segura, sino también la frecuencia e intensidad de sus actividades sexuales en general.

Mientras que algunas mujeres pueden eyacular sin mayor esfuerzo, otras deben realizar esfuerzos adicionales de empuje en la parte abdominal y pélvica durante la eyaculación.

Esto posiblemente esto genere problemas, especialmente si el embarazo tiene un perfil de alto riesgo, o si la mujer está a punto de dar a luz.

Fuentes y Estudios

[1] Estudio científico en cuenta que la eyaculación femenina se presenta dos formas.

Para investigar la naturaleza y los orígenes del fluido, Samuel Salama, un ginecólogo en el hospital privado Parly II en Le Chesnay, Francia, y sus colegas reclutaron a siete mujeres que denuncian la producción de grandes cantidades de líquido durante el orgasmo comparable a un vaso de agua.

Se pidió las mujeres a evacuar la vejiga antes de la prueba, y posteriormente mediante una ecografía la pelvis se confirmó que su vejiga estaba completamente vacía.

Las mujeres entonces procedieron a estimularse mediante la masturbación hasta que estuvieron cerca de tener un orgasmo durante un tiempo que oscila entre 25 y 60 minutos.

Al mismo tiempo, se realizó una segunda ecografía justo antes de que las mujeres llegan a la clímax, y una vez que cada una de las mujeres llegaron al orgasmo se recogió el fluido expulsado, y se realizó una tercera y última exploración pélvica.

A pesar de que las mujeres habían orinado justo antes de comenzar a estimularse, la segunda exploración por ecografía que se realizó justo antes que llegara clímax, mostró que la vejiga se había llenado completamente, y en la última y tercera exploración después de la eyaculación, mostró que la vejiga estaba vacía.

Por lo que se concluye que el líquido expulsado durante el orgasmo muy seguramente se origina en la vejiga.

Posteriormente, en un análisis químico que se realizó a todas las muestras de los fluidos que son pasados por cada una de las mujeres objeto del estudio.

Sólo dos mujeres no mostraron diferencias entre las sustancias químicas presentes en la orina y el líquido producido durante el orgasmo.

Las otras cinco mujeres tuvieron una pequeña cantidad de antígeno específico prostático (PSA) en el líquido es usado durante el orgasmo, enzima que no se detectó inicialmente en su muestra de orina tomada antes del estudio.

El PSA, producida en los hombres por la glándula prostática, se asocia más comúnmente con la eyaculación masculina, donde su presencia ayuda a los espermatozoides en su movilización.

En las mujeres, dice Salama, el PSA es producido principalmente por las glándulas de Skene.

Beverley Whipple , una neurofisiología de la Universidad de Rutgers en Newark, Nueva Jersey, dice que la eyaculación femenina es un término que sólo debe referirse realmente a la producción de una pequeña cantidad de líquido blanco lechoso producido durante el orgasmo y no a la expulsión de grandes cantidades de líquido objeto de investigación de este estudio.

“Este estudio, sólo muestra que los otros dos tipos de fluidos que pueden ser expulsados de la uretra femenina son orina, y orina diluida con sustancias originadas en próstata femenina”, dice ella.

“Este estudio presenta pruebas convincentes de que la eyaculación femenina es químicamente similar a la orina, y que contiene pequeñas cantidades de PSA que también está presente en la eyaculación de los hombres, por lo que se puede considerar que es verdaderamente eyaculación”, dice Barry Komisaruk , también en Rutgers.

“Este estudio ayuda a conciliar la controversia sobre los fluidos que muchas mujeres reportan haber expulsado durante el orgasmo ” y añade. “Hay evidentemente dos fluidos diferentes, con dos fuentes diferentes y si cualquiera de estos fluidos juega un papel fisiológico; es decir, si tienen una función adaptativa, todavía no se conoce”

[2] En cuanto a la eyaculación femenina y la próstata femenina.

Este documento se basa en un estudio acerca de la controversia secular sobre la eyaculación femenina.

A través de la cultura y el lenguaje se percibe que hay un conocimiento acerca de que la hembra humana tiene una glándula prostática y es capaz de eyacular.

A pesar de ser conocimiento existente, la investigación contemporánea sobre la sexualidad femenina supone que las mujeres no eyaculan.

Sin embargo, los hallazgos actuales establecen que existen más similitudes que diferencias entre hombres y mujeres en términos de respuestas coitales.

Estudios acerca de la próstata femenina (glándulas uretrales) los informes marcan variaciones importantes de mujer a mujer en la extensión y tamaño de esas estructuras glandulares.

La literatura clínica más recientes orienta hacia la anatomía y patología mientras que los estudios de Regnier de Graaf no sólo se centran en la anatomía de la próstata femenina, sino también en la descarga de líquido prostático a través de la uretra que se escribe a la vez como causa de placer.

Este estudio concluye que las mujeres pueden eyacular, y que líquido prostático femenino descargado través de la uretra, es un importante componente de los fluidos sexuales femeninos que contribuyen al placer erótico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
You cannot copy content of this page