Como evitar y despreocuparse del popo durante el sexo anal

Planeas probar el sexo anal, pero ¿te preocupa el tema de popo?

Ya lo has probado, y ¿deseas evitar un accidente desagradable? ¿has tenido una mala experiencia y no quieres repetirla? O ¿te molesta la sensación de defecar?

No estás sola/o. Independientemente del hecho de dar o recibir, estas inquietudes a cerca de las heces surgen en TODAS las personas que piensan iniciarse o practican el sexo anal.

Pues bien, aquí encontraras las respuestas y soluciones que necesitas.

5 consejos para tener sexo anal sin popo

Lo primero que debes saber es que: la espontaneidad no es compatible con el sexo anal.

Si, a veces las ganas son irrefrenables, y para algunas parejas la improvisación es un componente altamente erótico en su vida sexual. Sin embargo, no es buena idea practicarlo después de una fiesta o de unas cuantas copas porque pensamos que así será más fácil hacerlo por primera vez.

Con el sexo anal no puedes improvisar. La improvisación incrementa considerablemente la probabilidad de pasar por una situación incómoda. No querrás que tu parejo te asocie con una bufanda marrón alrededor de su pene, o que tengas un derrame involuntario de popo sobre su pubis o su ingle.

Así que, cuando se trata de la puerta trasera, lo mejor es planear. Esto no solo te mantiene segura, también te permitirá disfrutar mucho más la experiencia y de una penetración anal limpia y libre de popo.

Evacua y lava

Por supuesto, limpiarse muy bien en la ducha o después de ir al baño es parte de nuestra rutina diaria; pero cuando se trata de sexo anal sin popo, algunas cositas extra podrían ayudarte.

Comencemos con lo que no debes hacer, el enema. Si, cuando se trata de sexo anal sin popo, el enema, lavativa o lavado intestinal es lo primero que pasa por nuestra cabeza. Sin embargo, debido a que existe bastante controversia acerca de sus efectos negativos, en lo personal no lo recomiendo. Además, es incómodo y bastante molesto.

La situación ideal es que antes del sexo anal, puedas vaciar los intestinos y tomar una ducha para limpiar profundamente el ano con abundante agua y jabón.

Si, ya se lo que piensas. Cuando empiezas una relación y no existe la confianza suficiente, puede que resulte algo incómodo hacer todo esto. Y si, además de estar comenzando una relación, acostumbras esos moteles que tienen el baño prácticamente en la cabecera de la cama, pues ni modo, tienes que prepárate desde la intimidad de tu casa.

Pero si ya llevas un tiempo o vives con tu pareja, tendrás la suficiente seguridad para decirle “vamos a la ducha” o simplemente “espera, primero me lavo el culito”.

Creeme, pasar por esto es mejor que tener un accidente. Además, también puedes aprovechar para vaciar cualquier cosita que tengas en el recto y de paso lavarte muy pero muy bien. Un culo más limpio imposible.

En algunas ocasiones suele ser difícil evacuar el intestino cuando no se tienen ganas.

En este caso, los supositorios de glicerina son un gran aliado que de paso también limpian y lubrican la zona rectal.

Ten en cuenta tu ciclo digestivo

Para despreocuparse un poco más del popo durante el sexo anal debes considerar si eres una persona regular o irregular.

Las personas regulares no tienen mayor problema ya que para ellas, les será muy fácil calcular cual es el momento apropiado para tener sexo anal con mínimo riesgo de accidentes. Si eres de las que haces regularmente por la mañana, entonces sabes que no puedes hacer nada después de las 2 am sin antes ir al baño y lavarte.

Si, por el contrario, eres de las que no tiene un ciclo digestivo muy establecido, lo mejor es asegurarte de evacuar y lavarte muy bien antes del sexo anal.

Usa el lubricante apropiado

Un buen lubricante para sexo anal debe contar con un buen equilibrio entre viscosidad y duración.

La duración es esencial. Entre más duradero y viscoso mejor. Una capa durable de alta viscosidad, crea una barrera lo suficientemente gruesa y durable para impedir la impregnación masiva de heces en el pene.

En este sentido, los lubricantes de gel y silicona son bastante apropiados para evitar las heces durante el sexo anal.

Sin embargo, ya sea por compatibilidad o manejo, algunas personas tienen problemas con este tipo de materiales.

La buena noticia para ellas es que algunas marcas ya cuentan con lubricantes a base de agua de alta viscosidad, que, aunque no son tan durables como los geles o la silicona, mantienen intactas sus características por bastante tiempo.

Usa barreras anti popo

Las partes anatómicas involucradas durante el sexo anal no sirven de almacenamiento para las heces ya que, el recto y el canal anal sólo sirven de paso durante su evacuación.

Por lo tanto, si ANTES del sexo anal, tienes una evacuación intestinal y te haces un buen lavado externo, las partículas de popo dentro y fuera del ano serán minúsculas.

Por supuesto eso es algo bueno. Sin embargo, la caca, aunque poca sigue presente. Así que, cualquier cosa que se introduzca en el recto terminara impregnada con un poco de heces.

Esto deriva en la importancia del uso de preservativos, guantes y barreras dentales durante el juego anal.

Estos elementos forman una barrera eficiente entre la piel y las heces y como beneficio adicional, reducen considerablemente cualquier aprehensión que se tenga sobre el popo.

Miremos en detalle cada uno de ellos y la manera en que pueden ayudarte:

Condones

No existe barrera más eficiente que una capa de látex para aislar el pene del popo durante el sexo anal.

Además, el condón tiene el importante beneficio de protegerte contra enfermedades de transmisión sexual como el VIH.

Ahora, en términos de comodidad, la mejor ventaja que tiene el condón es que una vez terminada la sesión, se puede retirar el pene mientras el preservativo queda en el recto.

De esta manera, tanto quien da como quien recibe no tendrá que correr al baño a lavarse. Prácticamente es como si hubieras tenido sexo vaginal. Después, sólo tienes que sentarte en el inodoro y tirar ligeramente del condón y listo.

Guantes de látex

Esto puede parecer algo exagerado, pero lo cierto es que cuando involucras lubricante y guantes de látex, el sexo anal puede tornarse más divertido, atrevido y placentero.

Puedes aplicar lubricante, acariciar, penetrar y dilatar sin el temor de embarrarte. Algo que también resulta siendo igual o más liberador para la mujer.

Barreras dentales

Muy recomendable sobre todo cuando practicas el beso negro.

Aparición sorpresiva de heces durante el sexo anal

Quizás hayas leído u oído historias sobre una gran cantidad de popo que sale de la nada y esto te preocupa. Pues bueno, ten la plena seguridad que no sucederá si has tenido una evacuación antes del sexo anal.

Sólo podría suceder si alguno de los dos tiene incontinencia intestinal, pero aun así, si se vacían los intestinos con toda seguridad podras tener sexo anal sin preocupaciones.

Otras historias en las que se comenta acerca de la aparición sorpresiva de materia fecal durante el sexo anal, puede ser que esto no haya sido tan sorpresivo y que posiblemente fue planeado porque a alguno de los dos o ambos les haya gustado.

Fuentes

Colonic irrigation. Natural Medicines. https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com. Accessed Mayo 04, 2021.

¿La limpieza del colon es una buena forma de eliminar las toxinas del cuerpo? https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/consumer-health/expert-answers/colon-cleansing/faq-20058435. Accessed Mayo 04, 2021.

Recto https://es.wikipedia.org/wiki/Recto Accessed Mayo 04, 2021

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
You cannot copy content of this page