Es posible cambiar el sabor del semen por medios naturales o artificiales?

Cuando hablamos de sexualidad masculina separamos el concepto de los genitales del hombre, como si fueran un entidad diferente a ellos, y los mismos hombres son los que especialmente lo hacen.

Hablan de penes, erecciones y eyaculación como si estas partes y funciones existieran o se llevarán a cabo fuera de su cuerpo. Es como una extensión del cliché «el pene tiene mente propia».

Esto lo digo porque parece extraño que tanto mujeres como hombres estén interesados en saber cómo cambiar el sabor de su semen.

La verdad, es que no existen investigaciones confiables sobre esto, pero podemos beneficiarnos de muchos años de meticulosas investigaciones personales, que hombres y mujeres han emprendido en su búsqueda de una pastilla un poco menos amarga para tragar.

Es un Hecho...!


El Buen Sexo es el UNICO ANTIDOTO efectivo contra la infidelidad

Déjame revelarte como mantener a tu pareja fiel y adicta a Ti

Es Gratis

A continuación encontrará algunas sugerencias sobre lo que puede hacer para alterar el sabor del semen.

Nota para lo hombres

Si usted es hombre y está leyendo esto, posiblemente se deba a que es dueño de un semen amargo, y ha tenido quejas de su pareja al respecto.

Sin embargo, aunque es una queja común, también puede ser un signo de infección urinaria o de la próstata.

Particularmente, si el sabor de su semen ha cambiado de repente, esto puede ser algo que valga la pena hablar con su médico.

Alimentos que pueden alterar el sabor del semen

Una de las pocas referencias acerca del gusto del semen se encuentra en un libro de sexualidad humana llamado Our Sexuality por Robert Crooks y Karla Baur.

Allí los autores sugieren qué alimentos influyen en el sabor del semen. A continuación, se incluyen algunas de sus sugerencias junto con otras ideas de origen anecdótico.

Sabor amargo: café, alcohol, cigarrillos y marihuana (por supuesto, existen otras razones sexuales para considerar eliminar el uso estos alimentos y drogas)

Sabor fuerte: carnes rojas, alimentos grasosos, productos lácteos, chocolate, espárragos, brócoli, espinacas, ajo, cebollas.

Sabor dulce: frutas (piña, mango, uvas, manzana), perejil, apio, hierbabuena, menta, bebidas fermentadas naturalmente, canela, limón, cardamomo, hierba de trigo

Varias fuentes sugieren que los vegetarianos pueden tener un semen de sabor más leve, y que las personas que tienen diabetes tendrán un semen de sabor más dulce.

Por supuesto, su salud en general es de mucha mayor importancia para la salud sexual que el sabor de su semen, por lo que cualquier cambio en la dieta debe hacerse cuidadosamente y teniendo en mente su propia salud.

Así que no comience a consumir azúcar y golosinas solo para mejorar el sabor de su semen.

Prometo que una mejor nutrición tendrá un mayor impacto en su vida sexual, que simplemente endulzar el sabor de su eyaculación.

Otros métodos

Además de cambiar su dieta, se puede recurrir a otras formas de lidiar con el sabor del semen.

En el mercado existen muchos lubricantes que enmascaran el sabor (aunque el sabor de la mayoría de esos productos puede no ser mejor que la alternativa natural).

El uso de un condón durante el sexo oral (con o sin sabor) es una forma garantizada de mantener el semen lejos de las papilas gustativas. También es una excelente manera de hacer que el sexo oral sea un poco más seguro.

Finalmente, existen otros productos que vienen en forma de pastillas o polvo que pretenden cambiar el sabor del semen.

A menos que un de estos productos esté respaldado por pruebas clínicas publicadas en una revista respetable, y preferiblemente revisada por pares, no le recomiendo gastar su dinero en ello.

Muchos de estos productos son estafas, que se aprovechan de la vergüenza y la ignorancia sexual de los consumidores.